Este gran juego de naipes fue el primer juego en el país de Inglaterra, en la cual pueden jugar hasta un máximo de 4 jugadores, cuyo objetivo primordial es obtener las bazas de las otras parejas. Para comenzar a jugar se necesitan las 52 cartas sacando claro está a los comodines.

En Whist los valores de las cartas son relativos, pues se establecen de mayor a menor siendo el más alto el As seguido por el Rey, la Reina y así hasta llegar al número 2.

El juego comienza y se reparten 13 cartas a cada jugador, habiendo dos parejas en el juego. Luego cada jugador lanza una carta, y siempre la pareja se debe ayudar para de esta manera poder ganar bazas.

Una vez que se ganan las bazas se colocan junto con todas las demás para que una vez finalizado el juego, siendo un total de 13 bazas, se puedan sumar todas y así determinar que pareja es la ganadora.

El juego es un poco largo, puede durar hasta 2 horas pero el tiempo lo determinan antes de jugarlo siendo como tiempo mínimo el de 45 minutos.