El Ocho Loco, clásico juego de naipes, que se basa en deshacerse de las 8 cartas con las que se inicia la partida.

juego cinquillo Juego de Cartas, el Ocho Loco

Pero no es tan sencillo como eso, ya que para deshacernos de una carta, esta tiene que ser del mismo palo, o del mismo número, de la última que esta en la mesa, y cuando no tenemos una así, debemos coger una carta del mazo que se encuentra boca abajo, de manera que mientras tratamos de botar unas cartas, nos podemos ir haciendo de más y más en nuestra mano.

Hay algunas especificaciones en el juego. Una de estas es que el 8 tiene el poder de cambiar de palo cuando es lanzado a la mesa, de manera que el jugador siguiente debe adecuarse al palo nuevo, o tomar una carta del mazo para continuar jugando.

Otra forma especial es que el 2 hace que el jugador siguiente pierda el turno además de que deba coger dos cartas, pero si este último tiene otro 2, el que le sigue cogerá cuatro cartas, y así si se acaban los cuatro dos. Existen variaciones, como por ejemplo con el joker, la K, u otras.

Si el mazo del que se cogen cartas llegase a acabarse, las cartas de la mesa se ponen boca abajo, se barajan y se ponen como mazo.