El Bridge, que también recibe el nombre Contract Bridge, es un juego que emplea cartas de la baraja inglesa, y se basa en ganar bazas.

Los jugadores deben ser 4, dos parejas enfrentándose. Cada quien sentado frente a su compañero y así deben recorrer las dos etapas del juego, la subasta y el carteo, luego de lo cual se procede a contabilizar los puntos.

Luego de la subasta se da el contrato, donde viene el compromiso de obtener cierta cantidad de bazas para él y su compañero. Luego de ello, el juego transcurre en la tarea de tomar bazas, con la novedad, respecto a otros juegos, de que la mano de un jugador se torna boca arriba en la mesa del juego.

El bridge se puede jugar, en competencias internacionales, de manera duplicado. Los torneos más conocidos de esta modalidad son el Bermuda Bowl, y la World Team Olympiad, donde hay jugadores en cientos de mesa, todos con las mismas manos, de manera que al final del juego, el resultado de cada mesa es comparado para ver quien obtuvo los mejores resultados durante el desarrollo del juego. Con esta modalidad los jugadores también siguen el proceso de subasta y carteo, buscando obtener la mayor cantidad de bazas.